El te de las seis


 

En casa de los Stanford se tomaba siempre el te a las seis de la tarde. Era una ancestral tradición transmitida de madres a hijas y de abuelas a nietas siempre por el lado femenino de la familia.

A las seis de la tarde del día veinticinco de mayo de mil novecientos setenta y nueve, el preciso día en que Sally Stanford nació, su mamá por motivos obvios no organizó el te.

Por su lado desde su niñez Sally fue algo reacia a asistir esa tradición con las lógicas reprimendas de su mamá. Sin embargo a una niña le apetece más jugar que sentarse obedientemente a charlar con las amigas de su mamá, que parecían más bien unas viejas charlatanas con temas triviales y muy alejados de los que le gustarían escuchar a una niña. No por ello le parecía sin utilidad pues a esa hora su mamá la dejaba tranquila y Sally se refugiaba en su cuarto a revivir su sueño. Desde niña siempre soñaba con volar hasta las estrellas y convertirse en una de ellas. Si había algo que caracterizaba a Sally era su cabezonería. Siempre trataba de salirse con la suya pero sin imponer su criterio a la fuerza, solo a base de convencer a los demás de que sus propósitos, además de legítimos eran lógicos. Por ello tomó el firme propósito de llegar a cumplir su sueño por encima de todo. Se pasaba las tardes mirando el techo de su habitación decorada con estrellitas que ella misma había confeccionado. Ni que decir tiene que las noches despejadas, lamentablemente pocas en su pueblo costero de Torbay en el condado de Devon, se las pasaba en vela mirando por la ventana. Dejaba la vista vagar por esas estrellas tintineantes hasta que finalmente el sueño la vencía y se dormía.

A las seis de la tarde de un día de mil novecientos noventa y seis Sally ingresó en la “Royal Air Force” de Gran Bretaña. Fue un éxito personal lograr salvar las durísimas y selectivas pruebas de ingreso contra chicos fuertes y muy entrenados que pasaron de mirarla con desdén y algo de paternalismo a observar sonrojados cómo realizaba las pruebas físicas con excelente rendimiento. Además de ello, mentalmente estaba muy bien dotada así que las pruebas intelectuales fueron hasta cierto modo asequibles para ella. Finalmente entró con el séptimo puesto entre más de trescientos candidatos. En seguida se hizo un hueco en su grupo y se ganó el respeto con su excelente disciplina tanto marcial como de estudios. Poseía una simpatía y una modestia que la hacían generar el aprecio de todos. Lógicamente también generaba la atracción de algunos chicos que sin embargo no lograban cautivarla salvo tras un largo periodo de gran esfuerzo. A pesar de ello nunca quiso intimar demasiado para evitar mostrar signos de vulnerabilidad en un mundo de hombres. Cuando volaba lo hacía con una maestría extraordinaria. Sus compañeros cariñosamente la llamaban el pájaro porque parecía haber nacido para volar.

A las seis de la tarde de un día de dos mil uno, Sally recibió acariciado su título de piloto de caza a los mandos de un Panavia Tornado quedando en el escalafón en el tercer puesto que le daba opción a elegir su destino. Sally sin dudarlo solicitó su ingreso en el curso de astronauta de la NASA. Conforme se iba acercado a su meta, cada vez se tornaba más y más emocionada. Su familia había pasado de la sorpresa inicial de los deseos de Sally a congratularse de sus éxitos aunque su padre siempre había deseado una niña muy femenina que estudiase una abogacía o algo similar.

Tras pasar un duro entrenamiento estudiando astronomía y manejo de equipos espaciales finalmente se le adjudicó un vuelo espacial cuya misión sería para poner en órbita varios satélites.

A las seis de la tarde de un día de dos mil tres comenzó el lanzamiento del cohete que dirigía el comandante Samuel Worthington. A su lado, Sally Standford ejerciendo de asistente de vuelo en su primer misión espacial. En su casa de Torbay toda su familia estaba alrededor del te esta vez preparado de manera especial y siguiendo por la televisión como su hija hacía su sueño realidad.

A la hora exacta los motores comenzaron a rugir de manera estruendosa dejando tras de si una enorme llama como la de un cometa catapultando a sus pasajeros hacia el espacio. Sally miraba como se iba a finalmente a dirigir a “sus estrellas” y ser una de ellas. A una velocidad de unos cuarenta mil kilómetros por hora salió de la atmósfera terrestre y unas horas más tarde puso los satélites en órbita. Tras tres días en órbita comenzaron el regreso. Sally de despidió tristemente de sus estrellas pero con la esperanza de volver pronto. En la crítica reentrada una parte del recubrimiento refractario se desprendió por un fallo de anclaje con lo que en un segundo la nave estalló en el cielo ante los impávidos ojos de todos los presentes y de su familia que se quedó helada. El cohete se convirtió en una bola de fuego y después se desintegró en una colección de fuegos artificiales que repartidos por el firmamento lentamente se fueron apagando cual estrellas al amanecer.

Al final Sally logró ser una estrella como siempre había deseado pero no de la manera que suponía serlo. Su familia lloró enormemente su pérdida pero siempre que miraban al cielo sabían que una de esas estrellas era su hija Sally.

 

“A base de esfuerzo se pueden hacer los sueños realidad pero nunca se sabe de qué manera se cumplirán”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a El te de las seis

  1. ✞ţђιֆђศ ✞ dijo:

    Por eso es mejor pensar muy bien lo que se desea…A veces el tiro sale por la culata y mas que un sueño puede llegar a ser una pesadilla.Me enganche leyéndote,me agrada,es algo que tiene moraleja y deja una enseñanza por así llamarlo,pero tal vez tenga que ver con los destinos.Bueno me voyyyBesos Brujos pa ti David

  2. Eleana dijo:

    AVECES LO QUE SE DESEA SE CUMPLE AMIGO QUE ESTES BIEN Y COMO TE FUE EN ALEMANIAHABIA MUCHO FRIOOOO AIIISSHH

  3. Rosella dijo:

    Excelente historia, sé que me repito… pero me faltan adjetivos ;)… tu reflexión final pone a pensar… todos queremos de alguna manera ver los sueños hechos realidad, si no se ven cumplidos nos sumimos en tristeza y frustración y si es lo contrario vemos realizado algo que con tanto afán buscamos… creo que el punto es el tener claro qué es lo que queremos al ver ese sueño realizado, el para qué lo quiero ver realizado y a partir de ahí seguir adelante porque el trayecto que se recorre es tan agradable como la meta misma… me ha recordado la peli de Jodi Foster que se llama Contact, como lucho la protagonista por ver realizado su sueño de ir a otro planeta, otro mundo, otra galaxia y a la final el costo de ver ese sueño realizado fue muy alto, pero valió la pena para ella????? Sí que lo valió a pesar de todo lo que tuvo que pasar… pienso que aunque el final de tu historia es triste para Sally valió la pena porque era su sueño y ella conocía los riesgos y peligros que corría… era su sueño de nadie más… por eso reafirmo que vale la pena luchar por los sueños cuando se sabe de antemano todos los pro y contra.El ambiente musical estupendo, como siempre… Un beso desde este rincón!!!!

  4. Rosella dijo:

    Por cierto, te has inspirado en el accidente del Columbia en el 2003 para tu relato?????… Un besote!

  5. ℓlιlιтн dijo:

    Hola chico!!Hermoso escrit..!! como siempreescribes de lo mas lindo..!!y que tal?? como te ha ido??espero que muy bien ehh??bueno me despido por que vengo drapidito te cuidas byebye*

  6. Elemne dijo:

    Claro David pero si no lo intentamos tampoco lo sabremos a dónde nos conducirían..Lo que está marcado, marcado queda, ese día de bola de fuego siempre nos llega, ese día está marcado, así que mejor que sea cumpliendo nuestros sueños.Soy de esa costumbre, pero además es que como sobre las cuatro o cinco y tomo tea, es otro horario..lo sé, cosas de costumbres.. Ese tea del qeu hablas, es que no solo hace historia en la vida de quienes lo practican es que si esas teteras pudieran hablar la de reencuentros, de charlas, tertulias, que da para si ese momento, todos lo practicariamos xdd es genial, no cambio un tea a las cinco o seis por nada…jajaja Ainsssssssss que tetera mas bonita….Si es que el tea es vida !! jje, bsitos compañero de letras, huele en tu casa a primavera ya…ainss pájaro volador tu si que cumples tus sueñoslem

  7. © VєŠî ☜ dijo:

    Besos como estrellas hay en el cielo…

  8. MARISOL dijo:

    Un gusto haberte leído. Hermoso tu cuento. Recibe un cordial saludo desde Berlín.

  9. Marta dijo:

    Paso a saludarte y a leerte como no, en la vida hay que intentar hacer los sueños realidad si se consiguen genial y si no almenos lo habremos intentado. Mi bebe y yo estamos muy bien y em brebe sabre se en niño o niña ya queda poco para la mitad del caminito. un abrzo y hasta otra.

  10. A dijo:

    Bueno, lo que también es cierto, es que a veces vale la penacumplir los sueños, incluso si la vida se va en ellos.Hubiera sido más feliz si se hubiera quedado cada uno de los díasde su vida, a tomar el té de las 6?Sí, quizás no hubiera tenido una muerte temprana y accidental, perosu vida quizás hubiera sido "mortal".Y desde luego, uno nunca sabe cómo puede acabar un camino elegido.Sólo vemos los pasos que vamos dando.Un besito :)Äfrica

  11. Celia dijo:

    Bonito cuento el de las estrellas…todo el mundo de vez en cuando las miramos ,nos quedamos fascinados mirandolas…y imaginamos como sería estar en alguna de ellas….ella soño con ello y lo consiguió….a su manera….y es un bonito sitio donde mirar y volverla a recordar…un saludo y cuidate.

  12. ShaO dijo:

    Puedes anotarlo en la columna de favoritos, me ha encantado… y bueno a veces es una calamidad que los sueños se cumplan pero estoy de acuerdo con A, no creo que hubiese sido más feliz por vivir hasta los 80 tomando té. No quiero irme sin agradecerte que estos días que he sido guerra tú hayas sido paz. ILDUna lluvia de besotes

  13. Eglis dijo:

    Buenas tardes mi estimado David, como siempre, este cuento está muy interesante, te mantiene pegado al monitor hasta terminar deleerlo, y no es como todas las historias rosas, que todos terminanfelicies.Un abrazo desde Venezuela.

  14. Marta dijo:

    Como siempre tu prosa me atrapa y tus símiles me hacen desear…no me importaría convertirme en una estrella y que mis seres queridos me pudieran contemplar y sonreír al verme titilar en el firmamento.Un beso, Marta

  15. Unknown dijo:

    david,hermoso relato .me gustaria que pasases por mi mundo interior a recoger un regalo.besos.mª jose

  16. Gigy dijo:

    Hallo meine liebe David..La verdad es que leyendo las impresiones, yo discrepo un poquitin con algunas… y supongo que es por mi tendencia a soñar despierta y a encontrar fascinante las acciones y la valentia que dan pie a convertir los sueños realidad..Esta historia es realmente fascinante y de las que atrapan y te dejen pensativa..Me gusta que pensar que al final Sally consiguio lo que mas ansiaba y si te paras a pensarlo, si pudiese elegir entre volar y ver las estrellas o vivir y tener la pena de no hacer jamas su sueño realidad.. quizás pensara como yo.. y decidiese volar y ser una estrella feliz mientras toca su utopia…, asi que positiva como soy .. termino tu relato con una gran sonrisa y otro sueño que se cumple mas alla de lo real o lo irreal..Me dejas que le ponga musica a tu escrito 😉 http://www.youtube.com/watch?v=1zJE-eEFjLMUn beso enoooooooooooooooooooooorme de grande David…, te echaba mucho de menos

  17. Emy dijo:

    ¡Precioso cuento, David! Los sueños de una niña hechos realidad por su esfuerzo y por el empeño que ha puesto en ello… Como bien dices al final “nunca se sabe de qué manera se cumplirán” es bien cierto, pero merece igualmente ir a por ellos, puesto que nadie conoce su destino… renunciar a su conquista tampoco nos garantiza un epílogo mejor.Besos, desde el cariño.

  18. Maria dijo:

    Me encanta, como siempre….Perdona por no entrar antes a visitarte, andaba algo liada, pero me encantaron tus palabras. Un beso muy fuerte.

  19. lourdes dijo:

    hola querido David!! gracias por tus palabras en mi espacio y efectivamente eres uno de los pocos hombres que me deja comentarios de manera abierta…eso se agradece…tu historia es conmovedora, llena de sueños y de esperanza de una lucha que paradojicamente termina en tragedia…sin embargo, cada quien elige su destino y si en su busqueda se presentan situaciones adversas es mejor morir de esa forma que no haberlas vivido…un cálido abrazo y gracias mil

  20. Rominna dijo:

    Nose por que pero desde que comence a leer este relato supe que ella terminaria siendo una estrella, no como todas sino de una manera mas que especial.Uno es el protagonista y el responsable de luchar por alcanzar sus sueños, y como dices tu…no sabemos de que manera se nos cumpliran….pero de lo que estoy segura es que si pones todas sus fuerzas y verdaderamente deseas alcanzarlo, de una manera u otra llegas a vivirlo. Muchas veces ante la mirada de los otros, No todo lo que deseamos nos conviene, esta en nuestro corazon la verdad y el precio que tendremos que pagar por alcanzarlo.Un besoRominna

  21. Sonia dijo:

    Siempre me conmueves con tus preciosos relatos… que facilidad tienes para atraparme.. hoy me he leído unos pocos de un tirón porque voy con un poquito de retraso… (esta vida acelerada…).. pero más tarde o temprano siempre vuelvo a ti…Muchas gracias por ello…y un beso grande.. Sonia.

  22. Vero dijo:

    Que maravillosa forma de escribir…. Te mando mis saludos desde Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s