Nuestros límites (de los hombres)

Tal vez una de las principales diferencias
entre hombres y mujeres
es la facilidad de ellas para realizar varias tareas a la vez.
En cambio los hombres estamos limitados
a solo poder hacer una cosa atentamente de cada vez.
Cuando una mujer está trabajando,
además de realizar sus tareas perfectamente
está a la vez pensando en múltiples cosas
la casa, la familia, las ocupaciones pendientes…
Sin embargo los hombres solo realizan
una tarea de cada vez.
El caso es que si estamos concentrados
podemos realizarla correctamente.
¿Pero que pasa si en ese momento
se cruza una mujer?
Unos pies: preciosos
unos tobillos: frágiles
unas rodillas: atractivas
unas piernas: torneadas
unas caderas: su balanceo
unos pechos: suaves colinas
una espalda: triangulo perfecto
unos hombros: imposible evitarlos
un cuello: aroma embriagador
una melena: seda al viento
unos ojos: que derriten
una nariz: desafiante
unos labios: tiernos y desables
todo esto percibimos
sin que la mujer
pretenda llamar la atención
ni tan siquiera sepa que existimos
lo provoca con solo por pasar o estar.
En ese momento se nos para el tiempo
y la ocupación pasa a segundo plano.
Con esa limitación debemos vivir
pero las mujeres que la conocen
son comprensivas
y con una sutil sonrisa
e infinita paciencia
esperan que acabemos nuestra tarea
que esperan al menos
hayamos realizado correctamente.
Que limitados estamos
que lejos de vosotras estamos
en ese aspecto
y otros muchos más
que en caso de querer enumerarlos
no tendría espacio para citar.
De todos modos
gracias a todas por ser así con nosotros.
Os necesitamos para vivir.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Nuestros límites (de los hombres)

  1. ShaO dijo:

    …El hombre es un águila que vuela, la mujer un ruiseñor que canta
    Volar es dominar el espacio, cantar es conquistar el alma
    el hombre es un templo, la mujer es un santuario
    ante el templo nos descubrimos, ante el santuario nos arrodillamos
    el hombre está localizado donde la tierra termina; la mujer donde el cielo empieza…
     
     
    Victor Hugo

  2. Begoña dijo:

    Muy buena entrada…si señor. Gusto exiquisito el de tus lindas palabras…y como no…el de tus imágenes..(ejem, ejem). Si os sirve de consuelo…te diré que es científicamente probado que las muejres podemos hacer varias tareas a la vez por que nuestro cerebro esta más interconectado…pero por eso, somos más lloronas…en fin…¿Algún fallo teniamos que tener no? jojojo

  3. ShaO dijo:

    Si los espacios son proyecciones de uno mismo el tuyo muestra entonces una persona que merece la pena conocer, de esas personas especiales (hay muy pocas) que pasan por tu vida y dejan una huella marcada en ella para siempre. Yo tb quisiera dejar con mis comentarios una parte de mí en la tuya. Sigue así y no cambies jamás. Ya verás cuando seamos cinturón negro de "putonghua"… Besazos

  4. Ana María dijo:

    Ains…que cosas mas bonitas nos dices!!!!!
    Ahora entiendo algunas cosas..jajjajjaa.In tentaré ser mas comprensiva. Lo prometo. Muacs

  5. silvia dijo:

    Me encanta ver q un hombre reconozca sus limitaciones y pa colmo " tu es jolie et blond".Te leeré más.Au revoir.

  6. silvia dijo:

    Ya he visitado tu space detenidamente,solo decirte que me encanta,esas fotos ummmmmm,preciosos lugares y tu casa me encanta,esa terraza que pasada!!!!!!!.Muchas gracias por ofrecerme tu ayuda en lo del space,creo que ya lo tengo controlado,pero sin duda,acudiré a ti si tengo dudas.Espero seguir recibiendo tu visita.Besitos.

  7. marian dijo:

     Mi búsqueda no es sencilla, he encontrado a mi paso, amigos, enemigos intelectuales, conocidos, pero lo que yo deseo es solamente un hombre que no tema a mi plena realización como mujer, sino que sea para mí como yo para él: eternos compañeros.

     Un hombre que no tema a la ternura, que se atreva a ser débil cuando necesite recobrar fuerzas para la lucha decisiva, que no piense que al amarlo lo derroto o que al amarme me aniquila.

     Un hombre que me proteja de los demás y de mí misma, que conozca mis errores, los acepte y me ayude a corregirlos.

     Un hombre que tenga siempre los brazos abiertos para que me refugie en ellos cuando me sienta amenazada o insegura, que reconozca su fortaleza y mi debilidad pero que jamás se aproveche de ella.

     Un hombre a quien lo domine el entusiasmo y ame intensamente la vida, para que cada día sea un regalo inapreciable, que se tiene que vivir plenamente, aceptando el dolor y la alegría con igual serenidad.

     Un hombre que sepa ser siempre más fuerte que los obstáculos, que jamás se amilane ante la derrota, y para quien los contratiempos sean más estímulos que las adversidades.

     Un hombre que esté tan seguro de su hombría que no sienta la necesidad de demostrarla a cada minuto.

     Un hombre que no sea egoísta, que no pida lo que aún no ha merecido, pero que siempre haga esfuerzos para tener lo mejor porque se lo ha ganado.

     Un hombre que goce dando y sepa recibir, un hombre que se respete a sí mismo, porque aún sabrá respetar a los demás y no recurrir jamás a la burla o a la ofensa, puesto que más rebaja al que lo hace que al que la recibe.

     Un hombre que no tenga miedo de amar y no se envanezca porque es amado, que goce cada minuto de amor como si fuera el último, que no viva esperado el mañana porque tal vez el mañana nunca llegue.

     Cuando lo encuentre lo amaré intensamente, y me pregunto:

    ¿Acaso ese hombre eres tú?

    Gioconda Belti
     
     
     

  8. Arena y dijo:

    excelente definición del hombre ideal, pero no debes olvidar exigir a ese hombre que sea consciente sus limitaciones y defectos, humilde al admitir sus equivocaciones aunque te las haga sin mala intención, que nunca espere nada específico de tí sino que celebre cualquier cosa que le des, cuya mayor afición sea cada día aprender más lo que te gusta, lo que te disgusta y lo que te satisface e intentar sorprenderte cada dia con gestos agradables que te hagan sentir única en su corazón. Suerte en tu búsqueda. Sé exigente. No seas conformista.

  9. Begoña dijo:

    "En el país de los cuentos había una vez un pequeño duende. Un duende muy travieso que siempre andaba riendo y saltando de un lado para otro…Vivía en una casita toda rodeada de montañas. A su lado, un pequeño río que discurría plácidamente por la falda de la ladera describiendo un paisaje difícil de imaginar…Lo que más gustaba al duendecillo era ver como cada mañana, con los primeros rayos de sol, todas las flores de su jardín iban abriendo una por una sus hojas. Uno de aquellos días, como muchos otros, salió a pasear a la montaña. Y caminando entre las rocas encontró una flor: era una flor preciosa, nunca había visto otra de igual belleza. Le había cautivado tanto que paso toda la tarde mirándola. Era maravilloso verla cuando se contorneaba cada vez que el viento acariciaba sus hojas… Al siguiente día y al siguiente, y al otro, volvió para estar a su lado y mirarla. Un día como tantos otros, nuestro duendecillo vio como de una de sus hojas caía una pequeña lágrima. No entendía como la flor más maravillosa del mundo podía estar triste. Se acercó a ella y le preguntó:  
    -"¿Por qué lloras?". -Y contestó la flor: "me siento triste aquí entre las rocas, sin nadie que me mire salvo tu. Me gustaría vivir en un jardín como el tuyo y ser una más de entre las flores. Además, te concederé el deseo que más quieras si me llevas allí".  
    Fue entonces, cuando el pequeño duende la tomó entre sus manos y con todo el cariño del mundo la plantó en el lugar más bonito de su jardín.
    Una vez cumplido el deseo, la flor le dijo al duendecillo:  
    – "Y bien, ahora que me has llenado de felicidad al traerme aquí, ¿Qué es lo que más deseas en este mundo?".  
    Y el duendecillo entonces, la miró fijamente y contestó :  
    – "Quiero ser flor como tu para sentirme por siempre a tu lado…
     
    J.Bucay

  10. Mahabbat dijo:

    Ay, amigo mío, me vas a matar… Pero la tecnología ha decidido (unilateralmente) que no me podría conectar en una temporada… y ha estropeado mi ordenador, grrrr… Vuelvo a estar aquí, y espero, ansiosa, poder volver a hablar contigo (no sabes cómo te he echado de menos). Aunque ahora me iré unos días a la playa, ¡vivan las vacaciones! Un millón de besos.

  11. La Etê dijo:

    jajajaja, me ha exo gracia esta entrada….
    no me iba a ir sin decirtelo no?
     
    con tu permiso vuelvo…. pq me parece un rincón de lo mas acogedor….
    mientras recibe un saludo desde mi vida…
     
    ps, vine enlazada de nillette …, é un tesouro de pequena!

  12. Creative dijo:

    Delicado y nada comedido. Un buen gusto para el reconocimiento de la mujer…Aunque yo sé que en el fondo todos lo sabeis 😉
    Un saludo.

  13. BRUSHI dijo:

    ummmm…ahora entiendo porque tienes tanta admiradora en la actualidad,..jejeje
    te lo has ido currando con el tiempo..heee??,..con estas muestras de admiración
    hacia la mujer cualquiera no cae rendida a tus pies verdad??
    por cierto veo que tienes a mas de una pensando si serás el hombre de su vida o no..
    y bastantes otras agregadas al msn….Ummmm…
    no sé..no sé..
    besotes.

  14. Miguel dijo:

    Leí esto con mi esposa, después de leerlo ella me comprend mejor. Ahora sabe porque le parezco tan inútil a veces, pero también porque me derrito solo con verla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s