Entre las nubes

Desde mi infancia
mi pasión ha sido siempre volar.
Era mi meta,
era mi destino.
A los mandos de mi avión
primero por la pista
acelerando, sentiría su rugido
al elevarse del suelo.
Sería como levitar
poco a poco ascendiendo
seríamos solo uno
él con su rabiosa fuerza
yo dirigiéndole
venciendo la gravedad
hacia arriba, más, más.
Llegaríamos a estar
entre las nubes.
Seríamos invencibles.
Derecha, izquierda
arriba, abajo.
Jugando como un pez
en un estanque.
Después de nuestra nueva aventura
volveríamos cansados
hacia abajo
con el sol en nuestros ojos
como despidiendo nuestro reto
volveriamos a mezclarnos
entre los mortales.
Dejaría mi avión abajo
en silencio y a oscuras
esperando que otro dia
nos volviéramos a encontrar
para regresar a ese aire nuestro
a vencer a todo y a todos.
Lamentablemente, la vida
no me ha permitido cumplir con mi sueño.
Pero vuelo con mucha frecuencia
de pasajero, cierro los ojos
y cuando despego siento
como si el avión en el que viajo
me guiñase un ojo
y me dijese, venga que te llevo
hacia el cielo, entre las nubes.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Entre las nubes

  1. Mahabbat dijo:

    Yo quiero volar… pero con mis propias alas… Un beso.

  2. marian dijo:

    Cabo Mayor…. cornisa catábrica….
    Cierra los ojos… abre los brazos…sueña…
    Elevate sobre todo ,un giro  al contacto..,rugir motores … élices …te elevas….
    Miranos desde arriba, somos infinitamente pequeños….
    No tosdos conseguimpos elevarnos por encima de esta tierra…
    Paciencia, quizá un día despeguemos… , quizá lo consigamos….
    Me gusta soñar y esperar…. por lo que realmente merece la pena…
    toda una vida si es necesario….
    SIGUE SOÑANDO, COMO CUANDO NIÑO….. y ayudanos a volar a los que sólo  batimos las alas….
     
     
     

  3. ShaO dijo:

    No siento mis alas pero quiero volar
    Se que tú me cuidas de no caer al suelo
    Cuando me alzas comienzo a creer que vuelo
    Ahora estoy segura…. eres un ángel

  4. Ana María dijo:

    Te has renovado…unn..bien!!!!!!! y veo que ha sido para mejor.
    Anoche soñe que volé subida en trapecio.
    Besos

  5. Begoña dijo:

    …cuando se hizo mayor, su padre le dijo:
    -Hijo mío, no todos nacemos con alas. Y si bien es cierto que no tienes obligación de volar, creo que sería una pena que te limitaras a caminar teniendo las alas que el buen Dios te ha dado.
    -Pero yo no sé volar – contestó el hijo.
    -Es verdad – dijo el padre.
    Lo tomó de la mano y caminando lo llevó al borde del abismo en la montaña.
    -Ves hijo,  este es el vacío. Cuando quieras volar vas a venir aqui. Vas a tomar aire…vas a saltar al avismo, extenderás las alas y volarás…
    El hijo dudó.
    -¿Y si me caigo?
    -Aunque te caigas no morirás, sólo te harás algunos rasguños, que te harán más fuerte para el siguiente intento.
    El hijo volvió al pueblo, para ver a sus amigos, a sus compañeros con los que había caminado toda su vida.
    Los más estrechos de mente le dijeron:
    -¿Estás loco? ¿Para qué quieres volar? Tu padre está mal de la cabeza…
    ¿Para qué necesitas volar? ¿Por qué no te dejas de tonterias?…¿Quién necesita volar?
    Los mejores amigos le aconsejaron:
    -¿Y si fuera cierto? Pero…¿No será peligroso?¿Por qué no empiezas despacio?
    Prueba tirarte desde una escalera, o desde la copa de un árbol, pero… ¿desde la cima?
    El joven escuchó el consejo de quienes lo querían.
    Subió a la copa de un árbol y llenándose de coraje saltó… Desplegó sus alas.
    Las agitó en el aire con todas sus fuerzas… pero desgraciadamente… se precipitó a tierra…
    Con un gran chichón en la frente se cruzó con su padre:
    -¡Me mentiste! No puedo volar. Lo he probado, y ¡mira el golpe que me di!. No soy como tú. Mis alas solo son de adorno…
    -Hijo mío – dijo el padre – Para volar hay que crear el espacio de aire libre necesario para que las alas se desplieguen. Es como tirarse en un paracaídas… necesitas cierta altura, antes de saltar.
    Para volar hay que empezar asumiendo riesgos.
    Si no quieres riesgos, lo mejor será resignarse y seguir caminando para siempre.
     
    Gracias Davis… Porque contigo, estoy aprendiendo a "volar".
    Te quiero mucho, Bego.
     
     

  6. La Etê dijo:

    jooo, que bien se siente una en tu casita… de veras…
    gracias por estar ahi, y da por hecho, que vendré a leerte, a sentirte, y a perderme un poquito por tus pensamientos….
     
    miles de besos!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s